Un mundo por ver. Telescopios para todos

Telescopios: El instrumento por excelencia de la astronomía y mucho más.

Descubre todos esos planetas que siempre has escuchado o visto por televisión, por tus propios medios, aunque eso sí un telescopio no solo sirve para ver planetas o estrellas, también se utiliza para poder ver todos esos paisajes u objetos lejanos que a simple vista no podríamos ver.

Como por ejemplo subir a lo alto de una montaña y poder explorar el resto de montañas colindantes o aquel bello prado que hemos dejado atrás. Tenemos multitud de opciones que ver en este mundo, para ello necesitaremos elegir el telescopio que más se asemeje a lo que buscamos ver.

¿Qué es un telescopio?

Un telescopio es un aparato compuesto por una lente ocular, una montura y acostumbran ir acompañados de un trípode.

Permitiendo la observación de objetos o cuerpos celestes en la lejanía. Dicha lente se focaliza en los rayos de luz que le entran formando así una imagen del objeto, mientras que otra lente se encarga de la ampliación del objeto creando así una imagen nítida como si la estuviéramos viendo de cerca por muy lejos que se encuentre.

¿Para qué sirve un telescopio?

Los telescopios sirven en su mayoría para la observación de planetas, constelaciones y estrellas pero no es el único uso que se le puede dar a un telescopio, dado que hay multitud de tipos que sirven para situaciones muy específicas. En definitiva sirve para la observación de objetos en la lejanía, por tanto se puede aplicar desde para ver un paisaje o algún edificio emblemático.

Tipos de telescopios.

En el mercado logramos hallar extensa variedad de telescopios, cada uno con una ocupación detallada, pensada para los distintos gustos o necesidades del usuario, dependerá de si lo necesitan para ver por ejemplo una lluvia de estrellas en la noche, o enfocar la luna y distintos planetas. Independientemente del uso que le vayamos a dar veremos en el mercado que también los podemos clasificar por su tamaño, material con el que está fabricado o incluso fabricante.

Se pueden dividir en dos grandes grupos que a su vez se dividirán en grupos más pequeños en función del uso que le vayamos a dar. Estos grupos serían terrestres y astronómicos. Pero entremos más en detalles sobre los distintos tipos que existen en el mercado actualmente:

Telescopio astronómico:

Es un tipo de telescopio enfocado en la observación de objetos a gran lejanía, en su mayoría suelen ser bastantes grandes y es debido a que están diseñados para la visión del universo en general, son una herramienta ideal para la observación e investigación del universo. Su uso más común es en zonas despejadas por la noche para la visión de planetas, la luna o estrellas.

Telescopio astronómico profesional:

Los telescopios astronómicos expertos están ideados para gente que deja de lado sus inicios en la observación y desean comprometerse más. Este tipo de telescopios se diferencian de los de principiantes por su calidad óptica, el tipo de apertura que disponen y su montura, estos tres factores son los que más relevancia tienen a la hora de hablar de telescopios profesionales.

Debemos tener claro el uso que deseamos darle, lo más probable es que sea para Observación planetaria pero también pueden usarse para muchos otros casos como visualizar el cielo profundo o la astrofotografía de planetas.

Cuando deseamos priorizar nuestro telescopio para visualizar el cielo y sus profundidades deberemos fijarnos en que el telescopio cuente con una buena apertura que le permita la distinción de profundidades, sin embargo, cuando hablemos de la observación planetaria o astrofotografía lo más importante es su calidad óptica. 

Telescopio terrestre:

Los telescopios terrestres tienen semejanzas a los astronómicos, pero son más chicos, están ideados para su transporte por la distinción de peso.

En su mayoría se suelen utilizar para desplazarte a esos lugares donde sabes que se va a poder ver bien algún animal salvaje o aves, puedes llevarte cómodamente tu telescopio y situarte en casi cualquier lugar sin que ellos puedan verte.

En contrapartida con los astronómicos tienen menos alcance debido a sus lentes y tamaño pero puedes añadirle el móvil para la realización de fotografías de una manera muy profesional.

Clasificación específica de los mejores telescopios:

Telescopio refractor: Está formado por la lente principal más un tubo de forma alargada y fina, desde donde se adquiere y da forma a los objetos de luz.

Está clasificado como telescopio astronómico, su sencillez viene acompañado de su funcionalidad, está diseñado por dos lentes con distinta anchura posicionadas en de forma contraria en la montura, la más cercana al cuerpo que deseamos ver se considera objetivo mientras que la lente contraria se encarga de ampliar la imagen que ha captado el objetivo.

En esta clase de telescopio la imagen que nos llega a nuestro ojo está de manera invertida, aunque a primera vista nos parezca habitual, esto se origina porque la imagen captada se invierte en el tubo hasta que se ve ampliada y visualizada por nosotros.

Telescopio reflector: Sus componentes le hacen diferenciarse de cualquier otro telescopio, está formado por una lente de cierta magnitud y peso. Se visualiza por medio de un tubo ocular situado en el extremo superior de la montura.

La luz de los cuerpos lejanos como por ejemplo los planetas, penetran en la entrada del tubo de forma semejante, reflejando en la lente más grande la imagen.

Los telescopios más grandes suelen tener por ende una lente mayor lo cual permite la captación de más luz, permitiendo así la visualización de objetos o cuerpos a mayor distancia.

Telescopios para niños:

Existen gran variedad de telescopios, algunos más complejos que otros dependiendo el desempeño que le queramos dar, pero también se podrían clasificar por edades y es que no es lo mismo una persona que sea experta en el tema de la astronomía y busque más profundidad que alguien que se está iniciando como podría ser un niño.

Para todo aquel niño que desee iniciarse en este apasionante mundo de la observación aquí están los telescopios con menor desembolso económico para poder comenzar.

Debemos tener en cuenta la edad del niño, no es lo mismo un chico que esté entre los 5-10 años que por ejemplo de alguien entre 13-17.

Para los más pequeños: Buscaríamos un telescopio diseñado con simpleza y que sea compacto para evitar su posible rotura en caso de caída o cualquier incidencia, ya que la gran mayoría son muy delicados.

Una gran idea sería comprar un telescopio con una apertura pequeña como de unos 50 mm y una longitud de entre 360 y 400 mm.

Estos tamaños son indicativo de una buena compra, puesto que se prioriza en estos un fácil transporte y manejo de los telescopios antes que ciertas complejidades que podríamos encontrar en los más profesionales

Para los más jóvenes: Seguimos hablando de telescopios para niños no debemos olvidarlo, aunque sean más crecidos vamos a seguir optando por precios económicos y un diseño compacto sin entrar en complejidades.

Lo ideal sería comprar un telescopio portátil, de fácil montaje y que su transporte no sea muy pesado.

El peso no debe superar los 3 kilogramos para que pueda ser cargado fácilmente junto con todos sus complementos, no se demore en el montaje para que cualquier niño pueda realizarlo sin complicaciones y que su estabilidad sea absoluta es decir una vez puesto para visualizar nuestro objetivo mantenga un equilibrio total para evitar cualquier tipo de incidente o caída.

Telescopios Monocular:

El telescopio monocular también llamado telescopio de una mano es un instrumento muy práctico para toda persona que necesite visualizar en el entorno objetos o animales en la lejanía.

Su fama viene precedida de su simplicidad y es que no se necesita esencialmente un trípode para su uso ni ningún montaje previo complejo, es decir lo podemos llevar de un lado a otro como si de unos prismáticos se tratara pero sin tener que cargar tanto peso.

Este diseño de una pieza de forma compacta lo hace ideal para todos esos aventureros de la naturaleza que salen a dar un paseo en busca de algún tipo de animal salvaje o ave y quieren examinarlos más de cerca sin molestarlos.

Sus componentes se basan en una lente como todo telescopio precedido de un prisma el cual le permite ser más ligero y pequeño siendo más fácil su transporte.

Telescopio Para Móvil:

Las redes sociales cada vez están tomando más importancia en el día a día de las personas, qué mejor manera para los amantes de la observación poder expresar mediante fotografías o pequeños cortometrajes las imágenes captadas a través de sus telescopios ideales. Para ello existen los telescopios especializados para móvil, en su mayoría monoculares aunque también podemos encontrar más específicos como los telescopios terrestres o astronómicos con un diseño más complejo acompañados de un trípode.

La optimización de los telescopios para móvil como hemos mencionado se realiza en los catalejos o monoculares dado que su diseño suele ser compacto y de fácil manejo, a parte de la posibilidad de transporte es decir no es lo mismo llevarte un telescopio de tamaño gigante junto con todos sus accesorios que algo que podrías llevar fácilmente en una mochila pequeña y sacar en cualquier momento de tu ruta o expedición.

¿Qué debes saber antes de comprar un telescopio monocular para móvil?

Uno de los puntos de inflexión antes de realizar la adquisición para un telescopio monocular predeterminado para móvil es fijarte en el anclaje que tiene para el dispositivo de video, de normal todos los modelos disponen de un anclaje móvil estándar para abarcar la mayor cantidad de móviles del mercado, pero eso no quiere decir que justamente sea compatible con tu modelo de teléfono.

La resistencia de este tipo de instrumentos es primordial, porque van a estar en constante movimiento, más el uso y desuso que implica tener que sacarlo o guardarlo cada vez que deseemos grabar algo atrayente, o desenvolvernos ágil cuando algún hecho pase frente nuestros ojos de manera inesperada y deseamos grabarlo.  

En conclusión el telescopio perfecto para móvil va a depender algo de los deseos del cliente pero tienen que de ser, chicos para su transporte, resistentes que logren aguantar chicos movimientos en  una mochila o derivado y que el soporte para móvil sea el adecuado para tener una buena captación de imagen o grabación.

Accesorios para telescopio:

Los telescopios son instrumentos que necesitan un tratamiento y cuidado al detalle, puesto que sus piezas son muy delicadas y no se pueden descuidar o tomar a la ligera.

Debemos tener en cuenta el desgaste de sus piezas para poder reemplazarlas cuando llegue el momento, para que el deterioro no afecte al resto de componentes.

Los accesorios principales

Oculares: Son de vital importancia, normalmente se suelen descuidar por no procurarse una correcta limpieza, se encargan de transmitir la imagen que queremos visualizar a través

De una lente que actúa como refractor.

Porta oculares: Es el recipiente donde se encuentra la lente, nos permite calibrar el enfoque de manera que podamos realizar mediante una pieza ajustable el zoom, es un objeto esencial en nuestro telescopio dado que nos da la posibilidad de visualizar todo aquello que se nos queda en la lejanía y a simple vista sería imposible ver.

Buscadores: Su finalidad no es más que encontrar la imagen de forma precisa que estemos intentando visualizar, para ello cuenta con una pequeña cruz en la lente que nos servirá como vía de orientación en nuestras observaciones.

Contrapesos: Tienen un uso básico, este accesorio no tiene otra finalidad que dar equilibrio al telescopio mientras se realiza su observación en él, es decir que el telescopio no se mueva de manera indebida mientras su uso.

 

Accesorios para un correcto funcionamiento:

Trípode: Formado por tres patas que ayudan al soporte del telescopio, normalmente viene a parte del telescopio. En su mayoría no son estáticos es decir permiten que se pueda graduar ajustándose la medida al telescopio para que se adecue a la altura de cada uno y su comodidad.

Primas: La función de este accesorio podría considerarse también esencial, puesto que se trata de evitar la penetración de los rayos de luz incidan directamente en el ojo causando posibles efectos de deslumbramiento o ceguera.

Espejos diagonales: Dan prioridad a las medidas de la imagen para que se pueda visualizar el objeto o cuerpo evitando forzar el cuello. Su función no es otra que evitar riesgos o lesiones innecesarias en nuestras observaciones, dado que el cuello es un músculo delicado y más si nos tiramos largos tiempos en este hobbit.

Filtros: Se colocan en la lente, su función principal es proteger nuestros ojos de los rayos que puedan provenir del sol. Otra de sus funciones es que nos pueden proporcionar distintos contrastes en las imágenes que se observan. Su uso más habitual es cuando empieza a caer el sol, donde los fotones del sol todavía están muy presentes y podrían resultar molestos esta utilidad nos facilita gozar como si nos encontráramos en la más completa oscuridad añadiendo una observación con distintos matices a los que estamos acostumbrados.

Bolsas acolchadas para telescopios: Es un accesorio que se suele pasar por alto y es que no a todos nos agrada tener un telescopio fijo en nuestra casa, muchos de nosotros solemos comprar un telescopio para su transporte y observaciones en distintos lugares.

Debes tener en cuenta el largo y ancho de cada bolsa para que pueda caber sin problema tu telescopio, otro detalle importante son las asas del mismo y es que debemos encontrar una que sea realmente fiable y resistente para que no se nos deteriore con el paso del tiempo o uso.

Parasoles para telescopios: Este accesorio se emplea para los grandes telescopios, que tienen un tamaño de gran envergadura en sus lentes, con el parasol evitaremos que dichas lentes puedan condensarse, otro uso que se le puede dar es para calibrar la gran cantidad de luz que nos puede penetrar en los ojos, independientemente que sea natural o artificial este accesorio puede encargarse de ello.

Compensadores de focal: Los compensadores focales son un instrumento indispensable en los cabezales de los telescopios, nos proporcionarán una mayor distancia de visión, además que  nos ayudarán con la definición y el aumento del enfoque.

Cinta calentadora: Tiene una función muy concreta, se encarga de evitar que se produzca el rocío óptico. Una reacción normal en estaciones como invierno. Se colocan de forma manual en el tubo óptico elevando la temperatura del telescopio impidiendo así cualquier condensación que se pudiera producir, suelen tener una anchura de 50 mm es decir se puede instalar en cualquier dispositivo dado su tamaño estándar y ajustable.

Tiene un consumo de media entre 200 y 300 mA. Se puede conectar a una fuente de alimentación externa sin ningún tipo de problema.

Colimador: Es una herramienta de precisión, cuya finalidad es hacer que el eje óptico de cada una de las lentes del telescopio se alineen con el rayo de luz  que penetra en él telescopio obteniendo así un haz semejante, que a su vez produce un mini punto visible tanto en la luz del día como la oscuridad de la noche.

Cables y fuentes de alimentación: Estos accesorios están ya enfocados para consumidores que buscan algo más específico, en este caso, para el uso del telescopio a través del ordenador serán imprescindibles.

Todos estos complementos van a hacer de tu observación una vivencia más que exitosa, únicamente debes enfocarte en el resultado que quieres conseguir y escoger bien tu accesorio, no te olvides que algunos son esenciales y debes tener siempre un cuidado excelente de tu telescopio.

Marcas de telescopio

Siempre que vayamos adquirir un telescopio el diseñador y sus componentes serán un factor muy a tener en cuenta.

Las marcas más conocidas y con mayor éxito de ventas entre los expertos en el sector de la observación son las siguientes:

Telescopio Celestron

La marca Celestron es de las más conocidas en cuanto a telescopios se refiere, tienen un diseño único y sofisticado para una gran variedad de sus productos. Se centra sobre todo en los telescopios astronómicos, aunque también tiene productos relacionados de altísima calidad como telescopios automatizados GOTO y telescopios manuales dando por hechos todos los accesorios relacionados con la misma.

Celestron es una marca mundial en el mundo astronómico, su variedad de productos está dirigida a un público medio y profesional, es decir no se centra en principiantes aunque también tiene muy buenas opciones, pero su objetivo principal son las personas que ya están sumergidas en este apasionante mundo de la astronomía.

En su catálogo de productos podemos ver precios muy variados que dependen de la profesionalidad que el consumidor esté buscando. Tienen telescopios desde 130 € como el modelo Celestron Astromaster 70az el cual es el más querido por los que desean dar un paso adelante en el mundo profesional.

Hasta precios de 1500 € como puede ser el caso del Telescopio Celestron Ambassador 80 AZ que tiene un diseño vanguardista con un color oro que le caracteriza por encima del resto, fabricado con latón y un estilo minimalista, diseñado para la observación terrestre, sin embargo ofrece la posibilidad de realizar una observación astronómica más que eficiente.

Telescopio National Geographic

Los telescopios National Geographic son de la marca más respetada en el mercado, todos los amantes de la observación han oído hablar de ella. Ofrecen una gran variedad de productos todos considerados instrumentos de altísima calidad, aunque su público objetivo es de gente ya experimentada, no se olvida de los que empiezan adentrarse en este mundo.

Sus productos se caracterizan por ser de fácil manejo y montaje, además de contar con piezas muy resistentes, están  agrupados en 3 grandes secciones; Refractores, Reflectores, Catadióptricos.

Los telescopios de esta distinguida marca, ofrecen a los usuarios unos precios más que económicos para la calidad que ofrecen.

Si estás pensando iniciarte en todo lo relacionado con el contenido de la observación astronómica la marca National Geographic es la recomendada por la gran mayoría de expertos en este sector.